Relatos STAR WARS (IX)

Relatos STAR WARS (IX)

Bueno se que este hace bastante tiempo que no he publicado ningún capítulo de mi relato por alguna razón u otra pero por fin os traigo el capítulo 9 de mi relato. Espero que os guste y como siempre espero que me dejeís vuestras opiniones tanto en mi blog personalo o aquí. Perdondad de nuevo la demora y gracias. Wink

http://elhangardemazingermaster.blogspot.com/

Capítulo 9


Tweedo: “Ha debido bajar estas escaleras”.

Kristan: “Vamos”.

Tweedo y Kristan no habían encontrado rastro de Heck al adentrarse en las ruinas del taller. Gran parte del taller había desaparecido entre escombros y chatarra y el caminar por aquel suelo agrietado dificultaba su paso. Tweedo había descubierto lo que parecía haber sido una entrada a una especie de sótano aunque no estaba seguro de querer bajar allá abajo pues lo que quedaba de la entrada indicaba que alguien la había volado desde fuera con algún tipo de explosivo, sin embargo Kristan empezó a bajar las escaleras y Tweedo finalmente decidió ir tras él. No podía dejar que aquel hombre que le había prometido una generosa recompensa por sus servicios en tan poco tiempo muriera en una trampa de sus enemigos.

A medida que bajaron las escaleras pudieron oír con mayor claridad a alguien llorando y susurrando palabras que no pudieron distinguir. Llegaron a una amplia entrada, o al menos lo que quedaba de ella pues presentaba un enorme agujero que a juzgar por las marcas de los bordes debían haberla hecho con un soplete o algo parecido pues al entrar al interior Tweedo pudo comprobar que la puerta aún se encontraba atrancada desde dentro. Mientras Kristan se dirigió a la fuente del sonido que habían captado. Heck, sentado en el suelo, mantenía en su regazo el cuerpo sin vida de su maestro, Saat Moo, mientras su siervo lloraba y buscaba en los ojos de su maestro algún rastro de vida. La tristeza también invadió los corazones de Kristan y Tweedo. Saat Moo, un miembro muy importante de la federación de Comercio, había muerto por la República a manos de su propio pueblo.

“Esta no es manera de morir para una persona como él” pensó Kristan mientras observaba el cuerpo lleno de impacto de blaster. Lo habían ejecutado sin dudarlo.

Heck: “No, no, no. Oh mi señor Moo, lo siento, lo siento”.

Kristan se arrodillo a su lado y poso una mano en el hombro de Heck.

Kristan: “Lo lamento Heck”.

Heck: “…”.

Tweedo se acerco y pregunto sin ningún tacto: “¿Y la tarjeta con los datos?, ¿la tiene?”.

Heck nego con la cabeza al tiempo que respondió: “Se la han llevado”.

Tweedo: “¿Estás seguro?”.

Heck: “…”.

Tweedo: “¡¿Estás seguro?!. ¡Heck, ¿me oyes?!”.

Kristan alzo una mano sin desviar su mirada de Heck.

Kristan: “Es suficiente. Comprendo tu preocupación Tweedo pero no es el momento”.

Tweedo les dio la espalda a ambos y se dedicó a registrar el lugar.

Heck: “He fracasado”.

Kristan: “No debes culparte por ello Heck. Todo lo que ha ocurrido no ha sido culpa tuya”.

Heck: “…”.

Kristan: “Ya nada más podemos hacer aquí. Debemos volver a Coruscant. Me gustaría que me acompañaras Heck”.

Heck: “¿Y mi maestro?, ¿Qué será de él?”.

Kristan: “Lo llevaremos con nosotros y le ofreceremos un funeral digno de él”.

Heck asintió levemente.

Kristan: “¡Tweedo!, ¿te importaría a ayudarnos a preparar al señor Moo?, lo llevaremos con nosotros”.

Tweedo se disponía a decir algo cuando Heck se adelanto.

Heck: “Gracias mi lord pero no es necesario. Yo lo haré. Ustedes adelántense y  regresen con los demás. Enseguida me reuniré con ustedes”.

Kristan: “Esta bien. Vamos Tweedo, regresemos con los demás y preparémonos para marcharnos. Es posible que aún puedan presentarse visitas indeseadas”.

Tweedo: “Si mi lord”.

Kristan y Tweedo abandonaron el sótano mientras Heck aún mantuvo a su maestro en sus brazos  un poco más antes de envolver su cuerpo en una amplia capa que había entre las pocas pertenencias de su maestro que aún estaban intactas.

Heck: “Ha sido un honor estar a vuestro servicio mi señor. Jamás os olvidaré y os prometo que la Federación de Comercio… ¡No!… los Separatistas pagaran caro vuestra muerte. Hasta siempre… mi lord”.

Comentarios

Genial Maz, de hecho te animo

Genial Maz, de hecho te animo a subir los 8 anteriores a tu blog de holored.com que es totalmente compatible con el tuyo propio de blogspot.


Esta vez, como es algo nuevo lo vamos a dejar marcado en la web principal como actualización. Para los próximos saldrán solo desde el menú de blog o en el link de Blogs de Maz: http://www.holored.com/drupal/blogs/mazingermaster